Octubre, 2010

Cámaras de América Latina Honran a ex Presidente Uribe

Por Kathleen C. Barclay
PrintEnviar a un amigo
El presidente y CEO de la Cámara de Estados Unidos, Tom Donohue, con el ex presidente de Colombia, Álvaro Uribe.

La Asociación de Cámaras Americanas de Comercio de América Latina y el Caribe (AACCLA, por su sigla en inglés) celebró su 43era reunión anual en Washington, DC del 4 al 6 de octubre para revisar los avances en la región y prepararse para futuros desafíos. La directora de AmCham Kathleen Barclay y Nora Balzarotti, gerente de investigación y proyectos de la Cámara, representaron a AmCham Chile.

Los representantes de las 23 delegaciones de AmCham analizaron los principales temas de la región con líderes de opinión de Washington, entre los que figuraron el ex senador Mel Martinez, Thomas “Mack” McClarty -quien fuera jefe de gabinete del presidente Clinton- y Moises Naim del Carnegie Endowment for International Peace, así como también con importantes funcionarios de gobierno, entre los que se incluyen Arturo Valenzuela del Departamento de Estado y Walter Bastian del Departamento de Comercio.

El punto destacado de la conferencia fue un almuerzo en honor al ex presidente de Colombia, Álvaro Uribe. El ex presidente Uribe recibió al igual que David Rockefeller, el ex presidente chileno Ricardo Lagos, Thomas McClarty y otros personajes el premio “Eagle of the America”, la mayor distinción que entrega AACCLA, por su liderazgo en la promoción del libre comercio en la región. El presidente y CEO de la Cámara de Estados Unidos, Tom Donohue, pronunció un discurso en honor al más reciente galardoneado con el Eagle de la AACCLA.

Un tema clave fue el deterioro de la situación de seguridad en el continente, análisis que se concentró particularmente en México y Venezuela. En cuanto a Venezuela, si bien hubo cierto optimismo tras la victoria de los candidatos de oposición en las recientes elecciones, también hubo cierta cautela en términos de esperar cualquier cambio a través del proceso democrático, en particular dada la participación de terceros fuera del país -los que incluyen a Irán, traficantes de armas rusos, traficantes de drogas y agentes de lavado de dinero- que tienen intereses creados en mantener al régimen actual.

También hubo frustración en cuanto a la falta de avances en temas clave relacionados con el intercambio comercial, incluidos los tratados de libre comercio con Colombia y Panamá, así como también la disputa de los camioneros que involucra a México. Y más recientemente, la falta de cumplimiento de las condiciones ambientales y laborales del TLC de Estados Unidos con Guatemala y Perú, respectivamente, también ha surgido como un punto de debate.

En una nota más positiva, muchos países de la región están experimentando un sólido crecimiento tras haber superado la reciente agitación económica global en relativa buena forma y con sólidas instituciones democráticas. Chile, Colombia, Perú y Brasil fueron mencionados en esta categoría. Hubo particular interés en Brasil que recientemente celebró la primera ronda de sus elecciones presidenciales. Hay esperanzas significativas de que Brasil pueda desempeñar un rol de liderazgo a nivel mundial y que el nuevo gobierno cumplirá los desafíos clave, en particular aquellos relacionados con el mantenimiento de la disciplina fiscal.

Ninguna reunión en Washington estaría completa si no se analizan las próximas elecciones legislativas en Estados Unidos y lo que ellas podrían significar para la región. Dan Meyer de Duberstein Group y Nicholas Thompson de Tarrance Group se sumaron a los miembros de la AACCLA para esta conversación. 

La opinión de consenso fue que un sólido resultado en favor de una mayor representación del Partido Republicano en las dos cámaras del Congreso muy probablemente traería como resultado el control de los republicanos en la Cámara baja y una cantidad suficiente de escaños para tener el control de la agenda legislativa en el Senado.

Las implicancias de esto para América Latina aún no están claras. Los nuevos republicanos que se espera lleguen a Washington en enero no tienen una visión unificada sobre el comercio y las relaciones internacionales. En cambio serán elegidos según su enfoque local sobre la economía, el tamaño del gobierno de Estados Unidos y la necesidad de disciplina fiscal. Existe preocupación en cuanto a que algunos de estos nuevos miembros verán el intercambio comercial como una limitación a la soberanía de Estados Unidos. 

Sólo el tiempo dirá si el Congreso hará la conexión entre mayor integración con la región y más empleo para los ciudadanos estadounidenses. AACCLA, la Cámara de Estados Unidos y AmCham Chile trabajarán para asegurarse de que esa conexión quede absolutamente clara.

Kathleen C. Barclay es ex presidenta de la AACCLA, ex presidenta de AmCham Chile y presidenta del Comité Editorial de bUSiness CHILE.